sábado, 29 de enero de 2011

LEY PARA EL DESARME EN VENEZUELA

LEY PARA EL DESARME EN VENEZUELA
EL CLAMOR ESTUPIDO, IGNORANCIA DE LA VERDAD

Reiteradamente he venido escribiendo es este blog sobre la violencia en nuestra patria, destacando la violencia que se vive en el Estado Bolívar, hasta con pena, he insistido en escribir sobre el tema, con el temor de que se piense que soy un político, critico de oficio o cualquier cosa similar, no obstante, debo aclarar que soy un policía, profesional, hoy día retirado, sin ni siquiera el goce de una pensión, injusta e ilegalmente destituido junto a 67 oficiales de policía profesionales de carrera y 230 funcionario policiales de distintas jerarquías, todos adscritos a la Policía del Estado Bolívar, quienes sorpresivamente, mediante un decreto del Gobernador Francisco Rangel Gómez fuimos destituidos, presuntamente por no pertenecer a la ideología política comunista que se quiere implementar en nuestra patria, victimas de egoísmos internos, no se tomo en cuenta nuestra conducta y profesionalismo, haciendo caso omiso a nuestra condición profesional y al hecho cierto de ninguno de nosotros militaba en partido político alguno ya que siempre mantuvimos éticamente ser policías y no políticos, esforzándonos en mantener una absoluta imparcialidad en todos y cada uno de los casos en que nos tocó intervenir. En mi caso particular, mi gran falta, fue la detención de un abogado, hijo de un conocido periodista Guayanés, director de uno de los diarios de mas circulación en el estado, quien escondido detrás del periódico se dedico a la extorsión de muchos ciudadanos y cuyo hijo, detenido en flagrancia con un vehículo producto de un robo a mano armada, investigado por trafico de estupefacientes y solicitado por la autoridades del estado Nueva Esparta por robo, envié a la cárcel, a pesar de las presiones que en su momento ejercieron sobre mi distintas personalidades, donde incluso se me ofreció una alta suma de dinero.
No obstante lo anteriormente narrado, en reiteradas reuniones con Oficiales que se encuentran en mi mismo caso, hemos analizado la situación de la delincuencia en el Estado Bolívar particularmente y en Venezuela en general. Preocupándonos ante distintas publicaciones de prensa, tales como la publicación de Intopress, de Ana María Muñoz, que nos habla de lo que esta ocurriendo en Venezuela, como el hecho de que el año que recién termina, 2.010, nos deja 18 mil muertos sin haber guerra y lo grave del caso es el ¿Por qué el gobierno oculta las muertes por violencia?
El Observatorio Venezolano de Violencia, tras un serio trabajo habló de 17 mil 600 asesinatos en toda la geografía venezolana. Roberto Briceño León, director del Observatorio Venezolano de Violencia habló de los 17 mil 600 asesinatos en Venezuela durante 2010, anunciando esta cifra como conservadora puesto que no incluye los fallecidos en diciembre (uno de los meses más violentos en el país), ni tampoco los que han muerto por ‘resistencia a la autoridad‘, como los ha calificado el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, que llegan a 2 mil personas.
En cuanto a nuestro Estado Bolívar, Según datos manejados por Correo del Caroní 631 personas han perdido la vida de manera violenta en el Municipio Caroní. Los dispositivos de seguridad se han desplegado a lo largo y ancho del estado sin resultados positivos.
Pero como el párrafo anterior señalaba que no se estaba contabilizando el mes de diciembre, la prensa nacional reseña que Entre la mañana del 31 de diciembre, hasta la mañana de dos de enero el numero de muertes violentas fue de 71, mientras que para finalizar el mes de diciembre se reportaron 550 muertes, y solo en el estado Bolívar, el mes de diciembre dejó un total de 79 asesinatos en las calles de las principales poblaciones del estado Bolívar, de acuerdo a las estadísticas que se manejaron a nivel de las autoridades policiales y medios de comunicación. De estas muertes 44 correspondieron al municipio Caroní y 27 a Heres. Las cifras muestran también, un ascenso en el número mujeres y niños asesinados.
Clima de violencia, en Ciudad Bolívar este flagelo sigue cobrando fuerza y dejando victimas de la violencia producto de un nivel de descomposición social sin parangón. Durante el domingo 23 de enero, ocurrieron siete decesos por arma de fuego, algo alarmante que demuestra los altos niveles de inseguridad y la urgente necesidad de implementar políticas sociales que permitan erradicar de forma progresiva esta problemática, Pero la cifra no finalizó allí, pues se registraron otros hechos violentos que dejaron como resultado dos personas muertas por arma de fuego. Esta vez el suceso ocurrió en el sector La Lorena del municipio Heres, específicamente en la calle principal.
El Sociólogo Briceño León expone que sólo en Caracas‘, la capital de la República, tan violenta nuestra ciudad que registra ‘230 homicidios por cada 100 mil personas. Insiste el sociólogo Roberto Briceño León de acusar a la falta de protección por parte del estado al pueblo es la principal causa de la violencia que campea en el país, sin contar la forma como se viene armando al colectivo y la impunidad que campea en la justicia venezolana.

Yo me pregunto particularmente y en completo acuerdo con los colegas consultados, policías activos y retirados, pertenecientes a distintos organismos de seguridad, porque se mantiene en nuestro país una situación tan caótica y de común acuerdo hemos llegado a la conclusión de que el país en materia de seguridad esta gerenciado por ineptos e ignorantes que solo utilizan el tema de la seguridad ciudadana para publicitar su gestión o aspiraciones personales y en el mismo caso están los políticos de oposición que aspiran gobernar el país, sin excluir de este grupo a los militares que hoy día gobiernan y que han demostrado a lo largo de su gestión un completo desconocimiento de la materia, un total desinterés en conocer a fondo la problemática sin buscar asesoramiento en quienes realmente pueden aportar ideas para la solución, así mismo vemos como los funcionarios de alto nivel, con indudable conocimientos y en puestos claves que muy bien podrían aportar soluciones, prefieren cómodamente adaptarse al las circunstancias, conservando sus cargos sin crearse problemas y aplaudiendo la mala gestión gubernamental.
Ante la increíble y exagerada cantidad de homicidios que suceden, el 99% cometido con armas de fuego, a legisladores, políticos, personeros del gobierno, opositores al régimen, Alcaldes y Gobernadores, no se les ocurre otra idea que clamar por una LEY PARA EL DESARME y los profesionales vemos con asombro como en los titulares de prensa y programas de televisión aparecen estos personajes rasgándose las vestiduras, con las manos en a cabeza solicitando a gritos que se promulgue una ley para desarmar a la población y evitar tantos crímenes. Esto verdaderamente nos da risa a los que en verdad conocemos a fondo el problema y estamos convencidos de que esta situación es fácilmente controlable, que existen muchas maneras de minimizar el crimen en Venezuela.
Nos da risa la actitud ridícula de todos los “Intelectuales” que claman una ley para el desarme porque sabemos que en Venezuela existe una Ley para el desarme, promulgada en el año 2.002, publicada en gaceta oficial número 37.509 el martes 20 de agosto del 2.002. lo curioso es que esta ley expone en su artículo 1º Esta Ley por objeto el desarme de las personas que porten, detenten u oculten armas de fuego de manera ilegal, a los fines de salvaguardar la paz, la convivencia, la seguridad ciudadana y de las instituciones, así como la integridad física de las personas y de sus propiedades.
Así mismo, como para demostrar la mala orientación de la misma tipifica en su Artículo 2.- La Fuerza Armada Nacional, es la institución competente para reglamentar y controlar el desarme de las armas de fuego ilegales, a cuyo efecto podrá requerir la colaboración de los órganos de seguridad ciudadana y de las policías estadales y municipales.
Pues bien, las Fuerzas armadas Nacionales no son, a nuestro criterio el órgano ideal para cumplir esa función ya que por su esencia misma no tiene una intervención directa con la ciudadanía, salvo casos de excepción, no interactúa con los delitos comunes, no tiene facultades de investigación penal ordinaria, no patrulla las calles, no investiga delitos comunes, no investiga homicidios y lesiones, no efectúa allanamientos ni practica redadas, entonces se debería invertir la norma, es decir: “ Los órganos de seguridad ciudadana y las policías estadales y municipales son las instituciones competente para reglamentar y controlar el desarme de las armas de fuego ilegales, a cuyo efecto podrá requerir la colaboración de La Fuerza Armada Nacional.
Aparte de que ya existe la clamada Ley para el desarme, en Venezuela tenemos una Ley de armas y explosivos y en ambas leyes, las faltas o delitos relacionados con armas de fuego son remitidos al Código Penal que en el Artículo 273. Se consideran delitos y serán castigados conforme a los artículos pertinentes de este capítulo, la introducción, fabricación, comercio, posesión y porte de armas que se efectúen en contravención de las disposiciones del presente Código de la Ley sobre Armas y Explosivos, en el Artículo 275. El comercio, la importación, la fabricación, el porte, la posesión, el suministro y el ocultamiento de las armas clasificadas como de guerra según la Ley de Armas y Explosivos y demás disposiciones legales concernientes a la materia, se castigarán con pena de prisión d 5 a 8 años. Y sanciona según el Artículo 277. El comercio, la importación, la fabricación y el suministro de las demás armas que no fueren de guerra, pero respecto a las cuales estuvieren prohibidas dichas operaciones por la Ley sobre Armas y Explosivos, se castigarán con pena de prisión de cinco a ocho años. Y en el Artículo 278. El porte, la detención o el ocultamiento de las armas a que se refiere el artículo anterior se castigará con pena de prisión de tres a cinco años.
Ahora bien, si tenemos estas leyes que nadie cumple, nadie las hace cumplir y mucho menos se sanciona a los infractores yo me pregunto para que se pide otra ley que tampoco se hará cumplir.
VERDAD VERDADERA: En este país azotado por la delincuencia que cada día se torna mas violenta, amparada, apoyada por una impunidad fuera de serie, unas ONG cómplices y alcahuetes de delincuentes que defienden todos los derechos de estos pisoteando el derecho de los ciudadanos honestos, abogados, jueces, fiscales y policías corruptos, mercantilistas que hacen a un lado la moral y la ética por unos Bolívares que engrosen sus cuentas corrientes con la ambición desmedida de ser ricos sin importarles el sufrimiento del ciudadano común, olvidándose de sus principios y un gobierno burócrata y efectista que invierte millones en donaciones a otros países, compras de juguetes bélicos que nunca utilizaran, financian viviendas en el exterior, crean empresas fuera de las fronteras del país, crean puestos de trabajo en otras repúblicas, financian escuelas y programas educativos en otros países y se olvidan totalmente de su propia patria, prefiriendo invertir en expandir una fracasada ideología, movido los gobernantes por sus propias ambiciones personales y sobre todo dedicados a robarse el erario público para enriquecerse, es poco lo que podemos esperar a no ser de escuchar pidiendo o legislando una ley que promueven como la panacea para disminuir la violencia, El gobierno, año tras año, anuncia cientos de operativos, con bombos y platillos, pero solo son anuncios mediáticos que mueren, luego que los canales de televisión pasan la cadena nacional todo el mundo regresa a lo suyo y la delincuencia también a las calles y avenidas del país, aumentando la zozobra e inseguridad.

No señores, en Venezuela se necesita poco para erradicar la violencia, se necesita una sola cosa;” Voluntad”, trabajar con seriedad, responsabilidad, honestidad y ética. Se necesita ser honrado con la patria, olvidarse del extranjero, de querer ser admirado en otras latitudes mientras que sin darse cuenta en su propia patria son odiados y despreciados.
La Seguridad ciudadana necesita una gran inversión en recursos humanos y dinero, que aparte de infra estructuras, seguridad ciudadana, bienestar a la población, creara puestos de trabajo como lo son:
1. Es urgente incrementar el número de tribunales y Fiscalías, aumentar considerablemente según los requerimiento la cantidad de Jueces, Fiscales del Ministerio Público y Policías
2. Es necesario acometer inmediatamente la construcción de edificios sedes para tribunales y Fiscalias del Ministerio Público en todas las poblaciones y estados del país y la construcción inmediatas de cárceles amplias con suficiente capacidad para la cantidad de delincuentes, modernas, seguras y con capacidad de rehabilitación para los internos,
3. Las Policías del País deben adecuar a sus funciones, estructurándolas debidamente, incrementando sus nominas, mejorando los salarios hasta que se consideren dignos de un profesional y de acuerdo a su naturaleza debe asumir totalmente su responsabilidad en el ambitote su competencia y jurisdicción eliminando de una vez por todas el conflicto ce competencia entre las instituciones policiales, comandadas, dirigidas y gerencialas por sus mandos naturales eliminando la subordinación de los organismos de seguridad a los militares, cada institución debe ser autónoma, los militares a sus cuarteles y funciones especificas, los Guardias Nacionales a sus fronteras.
En cuanto al problema de los homicidios, robos a mano armada, secuestros y otros delitos atribuidos al uso de armas de fuego, lo que se necesita en Venezuela no es una ley, es un trabajo arduo y constante de los organismos de seguridad para ubicar e incautar las armas, una operación desarme donde se involucren policías, fiscales y jueces de control adoptando las siguientes medidas:
Mediante trabajos de inteligencia se deben ubicar las personas que posean armas de fuego y de acuerdo al caso se aprehenderá, se les allanara la residencia, comercio o vehículo, lo que será apoyado por los Fiscales del Ministerio Público y será así mismo autorizado por los Jueces de Control sin poner trabas burocráticas ni tecnicismos legales
Se implementará un constante trabajo de redadas selectivas en sitios donde se aglomeren personas como bares, licorerías, canchas deportivas, etc.
Se efectuará registro corporal a personas que deambulen en horas nocturnas, en vehículos que circulen en las noches y en fin a toda persona y vehículo sospechoso.
Cuando se establezca un punto de control o alcabala, deberá trabajar en esa función, registrar vehículos y personas y no como lo hace actualmente, dedicándose únicamente a solicitar licencia de conducir, documentos y tonterías administrativas que no dan resultados positivos en la necesaria lucha contra la delincuencia
Cualquier otro trabajo o medida destinada a desarmar la delincuencia, constantemente, sin bajar la guardia, con el pleno convencimiento de que estamos en una grave situación que debemos combatir con tesón.

¿Estoy equivocado? Debemos continuar con los conceptos de “Defensores de derechos humanos” como Soraya El Achkar, que encabeza el organismo gubernamental a cargo de la creación de la Policía Nacional, dijo que las fuerzas policiales de las ciudades y estados de la nación sudamericana recibieron pautas estrictas sobre armas y entrenamiento. “Es un modelo que pasa de la represión a la prevención”, dijo El Achkar, una activista de derechos humanos que defiende a víctimas de la brutalidad policial. Esta ciudadana en sus quizás nobles ideas insiste en todas sus intervenciones en que la policía debería prácticamente actuar sin armas, tratar a los delincuentes con cortesía y amabilidad, permitirles que disparen primero y si fallan, tratar de herirlos donde no les duela ni tenga posteriores consecuencias y mientras tanto, suceden estos hechos continuamente:

1. Uno de los escoltas del Vicepresidente de la República habría sido herido esta madrugada durante un enfrentamiento a tiros con dos delincuentes
2. Área Metropolitana, cayó otro funcionario de la Policía de Miranda a manos del hampa, lo que representa la segunda baja policial de este cuerpo de seguridad en apenas cuatro días de iniciarse el año 2011.
3. En una clínica de Guatire, falleció el detective de la Policía de Miranda Luís Alberto Mata Velásquez de 29 años de edad, informó el director presidente de este cuerpo de seguridad, comisario general Elisio Guzmán. “El funcionario resultó herido en la cabeza el pasado 31 de diciembre en horas de la mañana, cuando frustró el robo y secuestro que perpetraban dos adolescentes en el supermercado Low Hunm, ubicado en Tacarigua de Mamporal, municipio Brion,
4. Maracaibo.- Un oficial de la Brigada de Seguridad Interna de Polimaracaibo fue asesinado ayer, a las 12:05 de la madrugada, de cinco disparos en la cabeza. El funcionario respondía al nombre de Yoel Enrique Vanegas Hernández, de 26 años

5. Dos delincuentes que se habían robado un carro en una estación de servicio ubicada en la carretera Cúa-San Casimiro, resultaron abatidos por la Policía de Miranda, luego que los sujetos detonaron una granada fragmentaria la cual hirió a ocho efectivos de este cuerpo de seguridad
6. Otros cinco policías resultaron heridos en enfrentamientos con delincuentes y para que seguir la larga lista de policías caídos en cumplimiento del deber,
7. Según un reporte reseñado en el Diario La Voz, un oficial de la Policía de Caracas fue asesinado a tiros cuando intentaba frustrar un atraco en San Martín, El hombre quedó identificado como Ricardo Aguilera y trabajaba en el Operativo Caracas Segura.
En las calles ya no encontramos delincuentes con códigos, con temor a la ley, con temor a Dios ni conciencia, aquellos fueron mutando y ahora nos enfrentamos a sicópatas dispuestos a matar por matar. Nos enfrentamos a violentos e irracionales que por el solo hecho de ver que alguien lleva un uniforme de policía, es considerado un enemigo al que tienen que aniquilar, por pensar que el ciudadano al que acaban de atracar tenia poco dinero, lo miró mal o sencillamente le provocó, lo matan o hieren. Los policías, diariamente participan en un enfrentamiento donde no se habla de bienes materiales, se habla de vida o muerte y los altos personeros del gobierno y los entupidos defensores de derechos humanos, que mas bien defienden los derechos de los delincuentes, publicando ridículos artículos contra la policía.
O se cambian las políticas de seguridad, y se aplican las leyes con mano dura, trabajando con organización, sin egoísmos ni interesen personales o continuamos cayendo, ya estamos punteando estadísticas de crímenes, superando naciones en guerra.
Las estadísticas de la violencia en Latinoamérica hacen palidecer a las de las guerras de Irak y Afganistán, donde en 2010 hubo 6.000 muertos civiles: en el mismo periodo hubo 17.600 asesinatos en Venezuela, 15.000 en México y 15.000 en Colombia.
Venezuela registró 17 mil 600 asesinatos en 2010, según cifras de la organización Observatorio Venezolano de Violencia (OVV). Esto significa que 48 personas fueron asesinadas diariamente, al ritmo de 2 homicidios por cada hora en el país.


COMISARIO/JEFE (P) ® Benjamin V. Nessi Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada